La fiscal del caso Soledad Rangone, acusó a D. C, un hombre que fue detenido por la mañana de ayer en la ciudad de Neuquén, vinculado al hecho en el que resultó herido de un disparo el taxista Pablo Sánchez. También pidió que quede detenido con prisión preventiva.

La imagen puede contener: una persona, primer plano y texto

Durante una audiencia de formulación de cargos que comenzó a las 19.30 y que culminó a las 21, la representante del Ministerio Público Fiscal acusó a D. C del delito de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por haber causado lesiones graves en carácter de partícipe necesario (artículos 166, inciso 1 y 2 y 45 del Código Penal).

 La fiscal del caso, acompañada por los asistentes letrados Juan Pablo Encina y Gastón Medina, señaló que el hecho ocurrió el 13 de junio, alrededor de las 3.50 de la madrugada. D. C condujo un vehículo Renault Megane gris, en el que trasladó a los autores del ataque contra el taxista que aún no están identificados. A ambos los dejó en la esquina de Mitre y Corrientes desde donde ellos siguieron a pie hasta la parada de taxis ubicada en Avenida Argentina y San Martín, donde subieron al automóvil conducido por Sánchez. Luego, D. C los recogió en las inmediaciones de La Pampa y Guinazú, esquina en la que se produjo el asalto en el que resultó herido el taxista de un disparo en la espalda. El auto conducido por D. C, había llegado minutos previo a que arribará el taxi a esa zona.

 La fiscal del caso solicitó que D. C quede detenido con prisión preventiva por un plazo de seis meses. Argumentó que existe riesgo de que entorpezca la investigación.

 La jueza de garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación de cargos y resolvió imponer de la prisión preventiva por un plazo de 6 meses.

 Entre la evidencia con la que cuenta el Ministerio Público Fiscal, la fiscal del caso mencionó las filmaciones de cámaras de seguridad que permitieron reconstruir los movimientos del auto conducido por el acusado y de los ocupantes.