El encargado del cementerio de Plaza Huincul, Daniel Tissera, informó que se hizo un meticuloso trabajo en el cementerio de Plaza Huincul y adjudicó a una situación temporal algunos reclamos por la proliferación de yuyos en un sector del Campo Santo. "Hicimos un resumen de todas las actividades que se hicieron. De las reparaciones que habíamos planificado y la adecuación de los espacios según las necesidades de las personas que van a visitar", explicó.

Tissera detalló que incluyó "los asientos para los adultos mayores que les gusta caminar, los espacios verdes que tienen que florecer en primavera y la colocación de accesos de agua a todos los circuitos tanto de plantas como de personas".

El funcionario detalló que "hoy en día está limpio todo. Las manzanas que estaban con problemas de limpieza, los circuitos, las veredas, los árboles, los tachos y los panteones que estaban abandonados al día de hoy están todos limpios", precisó.

Respecto a la situación de capacidad del Campo Santo detalló que hay limitaciones en tierra pero no en nichos y puntualizó que los proyectos de Ordenanza que presentó hace un año al deliberante para normatizar el funcionamiento del cementerio aún no fue tratado por el cuerpo.