La Voz del Neuquén

Mostly cloudy

21°C

Mostly cloudy
Wind: NNE at 28.97 km/h
Te contamos lo que pasa en el mundo

Un sismo de magnitud 6,1 en la escala de Richter volvió este sábado a sacudir el centro y sur de México, desatando las alarmas apenas cuatro días después del otro poderoso terremoto de 7,1 que causó alrededor de 300 víctimas, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

En las maniobras toman parte el portaaviones de propulsión nuclear estadounidense USS Ronald Reagan y el destructor japonés Ise.

Oficiales del Ejército aseguraron que el pueblo norcoreano está preparado para llevar a cabo "la más dura de las respuestas, sin precedente en la historia" contra Estados Unidos.

Las autoridades continuaban en procura de asistir a unas 50 personas que permanecen bajo los escombros y en busca de un centenar de desaparecidos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, admitió que están "muy preocupados por la escalada de tensión en la península, en relación con el intercambio de declaraciones bastante fuertes y amenazantes".

El presidente de Estados Unidos lo dijo unos días después de amenazar desde el atril de la Asamblea General de la ONU con "destruir completamente" a ese país asiático.

El ojo del huracán María pasará a unos 125 kilómetros al noreste de Cabo Engaño, cerca de la localidad turística de Punta Cana, donde se registran intensas lluvias y ráfagas de viento que se intensificación en las últimas horas.

El almirante José Luis Vergara indicó que no se tuvo contacto visual con la pequeña, de la que se calcula una edad de 12 años, sino solo infrarrojo y acústico "con la voz de ella". El sismo dejó hasta ahora 233 víctimas mortales en la capital mexicana y varios estados del país.

Decenas de países, entre ellos ninguna potencia nuclear, comenzaron este miércoles a firmar en Nueva York un tratado de la ONU para la abolición de las armas nucleares en todo el mundo.

El Colegio Enrique Rébsamen de la capital colapsó debido al fuerte sismo. Hay más de 20 personas que aún permanecen desaparecidas.

El sismo se sintió con fuerza en el Distrito Federal y gran parte del centro del país. Hay cientos de heridos y una decena de estructuras se derrumbaron.