Jorge Bergoglio encabezó la XXI reunión de trabajo del C9, el grupo de cardenales que creó en 2013 para asistirlo en la reforma de la Curia romana.

Por Corresponsal telam

El Pontífice, que apenas aterrizó ayer en Roma se dirigió a la Basílica de Santa María la Mayor para agradecerle en silencio por su viaje apostólico, se sumó en la mañana del martes al segundo día de trabajo de los cardenales, que terminarán el miércoles una nueva ronda de discusiones sobre la organización de la estructura vaticana.

El Pontífice y sus nueve purpurados asesores debatirán estas jornadas especialmente sobre la posible fusión de dos de los dicasterios más importantes de la Curia: propaganda Fide y el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, confirmó Télam de fuentes vaticanas.

Desde su creación en 2013, el C9 se reúne periódicamente cada cerca de dos meses en uno de los estudios de la residencia de Santa Marta para darle un marco jurídico a la serie de reformas, como nuevos Dicasterios y organismos vaticanos, que impulsa Francisco desde su entronización.