Este organismo anunció el pasado lunes que su equipo de expertos viajará a Siria para "establecer los hechos relacionados" con las acusaciones del uso de armas químicas en Duma por parte del régimen sirio.

El equipo de investigadores del organismo para la prohibición de las armas químicas (OPAQ) continuará su investigación en Siria pese a la destrucción causada por los bombardeos de Estados Unidos y sus aliados contra los almacenes en los que presuntamente se guardaban esas armas.

En un comunicado, la OPAQ aseguró que trabaja junto al Departamento de Seguridad de la ONU para "garantizar la seguridad del equipo" de investigadores de la organización que llegó el pasado jueves a Siria, informó la agencia EFE.

La Misión de Investigación de la OPAQ, recuerda la nota, fue creada en 2014 para "determinar los hechos sobre las denuncias de uso de sustancias químicas tóxicas" en Siria.

La Sociedad Médica Siria Americana y la llamada Defensa Civil Siria, ambas organizaciones apoyadas por Estados Unidos, aseguraron que al menos 42 personas fallecieron el sábado pasado con síntomas de haber sufrido un ataque con sustancias tóxicas.

Ninguna otra fuente ha confirmado que se tratara de un bombardeo con armamento químico.